Our Health Library

Omphalocele

What is an omphalocele?

An omphalocele is a birth defect. It happens when your baby is forming during pregnancy.

In this condition, some of your baby’s abdominal organs poke out (protrude) through an opening in the abdominal muscles. This area is in the umbilical cord. A clear (translucent) membrane covers the organs.

The omphalocele may be small. Only a part of the intestine may stick out. Or it may be large, with most of the abdominal organs being outside the abdomen. These can include the intestine, liver, and spleen.

Your baby’s abdominal cavity may also be too small. This is because it did not fully form in pregnancy.

What causes an omphalocele?

Healthcare providers don't know what causes this condition.

Your baby’s abdominal organs and muscles just don’t form like they should. Many babies born with this condition also have other health issues.

What are the symptoms of an omphalocele?

Your baby’s abdominal organs will poke out through an opening in his or her abdomen.

How is an omphalocele diagnosed?

Your baby’s healthcare provider may spot this issue on an ultrasound in the second or third trimester of pregnancy. Your baby may also need an ultrasound of the heart (fetal echocardiogram) before he or she is born. This test looks for heart problems.

After your baby is born, his or her healthcare provider will see the omphalocele during an exam. Your baby may also need an X-ray. This test is done to look for problems with other organs.

How is an omphalocele treated?

Treatment will depend on your child’s symptoms, age, and general health. It will also depend on how severe the condition is.

A small omphalocele

Small omphaloceles are often fixed easily. Your baby will need surgery right after birth. In the surgery, your baby’s organs will be put back into his or her abdomen. The surgeon will also close the opening to your baby’s abdominal wall.  

A large omphalocele

If most of your baby’s abdominal organs are affected, he or she will have treatment in stages. Your baby’s treatment may include the following:

  • A germ-free (sterile), protective sheet is put over your baby’s abdominal organs.
  • Your baby will have surgery. If your baby’s abdomen is small and not fully formed, it may not be able to hold all of your baby’s organs at once. Your baby’s surgeon will slowly put the organs back into the abdomen. This will take several days or weeks.
  • Your baby’s surgeon will close the abdominal wall once all of the organs are inside.

Your baby’s abdomen may be small. His or her organs may also be swollen. This can cause your baby to have trouble breathing. Your baby may need a breathing machine (mechanical ventilator). This can help your baby while the swelling goes down and the abdominal cavity grows.

What are the complications of an omphalocele?

If the protective membrane around your baby’s organs breaks, your baby could get an infection. Also, if an organ is pinched or twisted, it can lose its blood supply. This can harm the organ.

Living with an omphalocele

After surgery, your baby may still be at risk for long-term issues. Your baby’s chance for future problems depends on:

  • The size of the omphalocele
  • If part of the intestine or other organs lost blood flow
  • Other health issues

Small omphaloceles normally cause no long-term problems.

Babies with damage to the abdominal organs may have long-term problems. Your child may have trouble with digestion, having bowel movements, and infection.

Ask your child's healthcare provider about your child’s outlook. He or she will make a care plan for your baby. You may need to watch your baby’s nutrition, bowel function, and other aspects of your baby’s health.

When should I call my child's healthcare provider?

You’ll learn how to care for your baby once he or she leaves the hospital. If you have any questions, call your baby’s healthcare provider.

If your child doesn’t gain weight or has trouble eating or having bowel movements, call your child’s healthcare provider.

Key points about an omphalocele

  • An omphalocele is a problem your baby is born with. In this condition, some of your baby’s abdominal organs poke out through an opening in the abdominal muscles.
  • The omphalocele may be small. Only a part of the intestine may protrude. Or it may be large, with most of the abdominal organs being outside the abdomen. These can include the intestine, liver, and spleen.
  • If your baby’s omphalocele is small, he or she will have one surgery to fix it. If your baby’s omphalocele is large, your child’s surgeon will fix it in stages.
  • Small omphaloceles are often fixed easily. They normally cause no long-term problems. Babies with damage to the abdominal organs may have long-term problems. Your child may have trouble with digestion, having bowel movements, and infection.

Next steps

Tips to help you get the most from a visit to your child’s healthcare provider:

  • Know the reason for the visit and what you want to happen.
  • Before your visit, write down questions you want answered.
  • At the visit, write down the name of a new diagnosis, and any new medicines, treatments, or tests. Also write down any new instructions your provider gives you for your child.
  • Know why a new medicine or treatment is prescribed and how it will help your child. Also know what the side effects are.
  • Ask if your child’s condition can be treated in other ways.
  • Know why a test or procedure is recommended and what the results could mean.
  • Know what to expect if your child does not take the medicine or have the test or procedure.
  • If your child has a follow-up appointment, write down the date, time, and purpose for that visit.
  • Know how you can contact your child’s provider after office hours. This is important if your child becomes ill and you have questions or need advice.

Omphalocele

¿Qué es un onfalocele?

Un onfalocele es un defecto de nacimiento. Ocurre cuando su bebé se está formando durante el embarazo.

En esta afección, algunos de los órganos abdominales de su bebé empujan hacia fuera (sobresalen) a través de una abertura en los músculos abdominales. Esta zona se encuentra en el cordón umbilical. Una membrana (translúcida) clara cubre los órganos.

El onfalocele puede ser pequeño. Solo una parte del intestino puede sobresalir. O puede ser grande, con la mayoría de los órganos abdominales fuera del abdomen. Estos pueden incluir el intestino, el hígado y el bazo.

La cavidad abdominal de su bebé también puede ser demasiado pequeña. Esto se debe a que no se formó completamente en el embarazo.

¿Cuáles son las causas de un onfalocele?

Los proveedores de atención médica no saben cuáles son las causas de esta afección.

Los órganos y músculos abdominales de su bebé simplemente no se forman como deberían. Muchos bebés que nacen con esta afección también tienen otros problemas de salud.

¿Cuáles son los síntomas de un onfalocele?

Los órganos abdominales de su bebé empujan hacia fuera a través de una abertura en su abdomen.

¿Cómo se diagnostica un onfalocele?

El proveedor de atención médica de su bebé puede detectar este problema en una ecografía en el segundo o tercer trimestre del embarazo. Su bebé también puede necesitar una ecografía del corazón (ecocardiograma fetal) antes de que nazca. Esta prueba busca problemas cardíacos

Después de que nazca su bebé, su proveedor de atención médica verá el onfalocele durante un examen. También es posible que su bebé necesite una radiografía. Este examen se realiza para detectar problemas en otros órganos.

¿Cómo se trata un onfalocele?

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado general de salud de su hijo. También variará según la gravedad de la afección.

Un onfalocele pequeño

Los onfaloceles pequeños a menudo se corrigen fácilmente. Su bebé va a necesitar cirugía inmediatamente después del nacimiento. En la cirugía, los órganos del bebé se colocarán en su abdomen de nuevo. El cirujano también cerrará la abertura de la pared abdominal de su bebé.  

Un onfalocele grande

Si la mayoría de los órganos abdominales de su bebé se ven afectados, se le someterá a un tratamiento en etapas. El tratamiento de su bebé puede incluir lo siguiente.

  • Una lámina protectora libre de gérmenes (estéril) se coloca sobre los órganos abdominales de su bebé.
  • Se le realizará la cirugía a su bebé. Si el abdomen de su bebé es pequeño y no está completamente formado, es posible que no pueda mantener todos los órganos de su bebé a la vez. El cirujano de su bebé va a poner lentamente los órganos dentro del abdomen. Esto puede tardar varios días o semanas.
  • El cirujano de su bebé va a cerrar la pared abdominal una vez que todos los órganos estén en el interior.

El abdomen de su bebé puede ser pequeño. Sus órganos también pueden estar hinchados. Esto puede hacer que su bebé tenga dificultad para respirar. Su bebé puede necesitar un respirador (ventilador mecánico). Esto puede ayudar a su bebé mientras se reduce la inflamación y la cavidad abdominal crece.

¿Cuáles son las complicaciones de un onfalocele?

Si la membrana protectora alrededor de kis órganos de su bebé se rompe, su bebé podría contraer una infección. Además, si un órgano se comprime o se dobla, puede perder su suministro de sangre. Esto puede dañarlo.

Vivir con un onfalocele

Después de la cirugía, su bebé puede todavía estar en riesgo de problemas a largo plazo. Las probabilidades de que su bebé tenga problemas en el futuro depende de:

  • El tamaño del onfalocele
  • Si una parte del intestino u otros órganos perdió suministro sanguíneo
  • Otros problemas de salud

Los onfaloceles pequeños normalmente no causan problemas a largo plazo.

Los bebés con daños en los órganos abdominales pueden tener problemas a largo plazo. Su hijo puede tener problemas con la digestión, con tener evacuaciones intestinales e infecciones.

Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cuál es el pronóstico (resultados esperados del tratamiento) del niño. Le elaborará un plan de cuidados para su bebé. Es posible que tenga que estar atento a la alimentación, la función intestinal y otros aspectos de la salud de su bebé.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Aprenderá a cómo cuidar a su bebé una vez que salga del hospital. Si tiene alguna pregunta, llame al proveedor de atención médica de su bebé.

Si su hijo no aumenta de peso o tiene problemas para comer o tener evacuaciones intestinales, llame al proveedor de atención médica de su hijo.

Puntos clave sobre el onfalocele

  • Un onfalocele es un problema con el cual su hijo nace. En esta afección, algunos de los órganos abdominales de su bebé empujan hacia fuera a través de una abertura en los músculos abdominales.
  • El onfalocele puede ser pequeño. Solo una parte del intestino puede sobresalir. O puede ser grande, con la mayoría de los órganos abdominales fuera del abdomen. Estos pueden incluir el intestino, el hígado y el bazo.
  • Si el onfalocele de su bebé es pequeño, se lo someterá a una cirugía para repararlo. Si el onfalocele de su bebé es grande, el cirujano de su niño va a solucionarlo en etapas.
  • Los onfaloceles pequeños a menudo se corrigen fácilmente. Por lo general, no causan problemas a largo plazo. Los bebés con daños en los órganos abdominales pueden tener problemas a largo plazo. Su hijo puede tener problemas con la digestión, con tener evacuaciones intestinales e infecciones.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además, escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.
  • Pregunte por qué se se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.
  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.